Esto si que si

martes, 27 de marzo de 2007

La caída de los dioses



Este fin de semana pasado, pude visionar una de las películas que me ha producido más sorpresa en los últimos tiempos. Se trata de "La caída de los dioses", film dirigido por Luchino Visconti en el año 1969. Tengo que reconocer que me ha gustado más que "Muerte en Venecia", del año 1971, y que pude ver hace unos meses. En las dos, se nota irrefutablemente la mano del director italiano, pero "La caída de los dioses" tiene un guión algo más redondo, y no tan difuso como en "Muerte en Venecia". De todas maneras, son clásicos del cine que se salen bastante de los estereotipos de la época, y sin lugar a dudas, son a mi humilde entender, obras maestras que debieron sentar un antes y un después. Tanto una como otra, son películas adelantadas a su tiempo, y hasta podría ser creíble que fueras rodadas de forma más contemporánea.

La película en cuestión, está situada temporalmente en el año 1933, y geográficamente en la Alemania de la época, donde la ascensión del nacionalsocialismo, base del nazismo, se estaba fortaleciendo sobremanera. En este contexto, se narra la historia de una importante compañía siderúrgica, controlada por una bienestante familia alemana aburguesada. Una serie de intrigas y la codicia de poder de la mayoría de sus componentes, pertenecientes algunos de ellos al ejército y la policía alemana, provoca un cisma familiar, que comienza con el asesinato del patriarca y presidente del consejo de administración, y que continúa con una serie de tramas e intrigas, con la finalidad de hacerse con el control de la empresa, degradando la condición humana hasta límites insospechados.

Pros de la película: fotografía excelente; interpretaciones colosales de algunos de los personajes; escenas sorprendentes.

Contras de la película: algunas escenas demasiado largas; falta de alguna escena más elaborada en entornos exteriores; personaje de Dirk Bogarde algo desdibujado (esperaba algo más de él).

Tengo una duda que aún no he podido resolver. Creo que la copia que visioné ayer, incluye escenas que no se debieron ver cuando esta película se estrenó en el año 1969. Primero, por la longitud del metraje, que me pareció excesivo (más de 2 horas y media); después por una serie de escenas kafkianas sobre pederastía, homosexualidad, transexualidad e incesto, que me dejaron altamente sorprendido. De todas maneras, hay que reconocer que valió la pena verla, y la recomiendo para todos aquellos que quieran visionar algo diferente, siempre con la premisa que se trata del excéntrico Visconti elevado a su máxima potencia, vislumbrando "la belleza de la decadencia humana".

.

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home